Propiedades Curativas Y Medicinales De La Equinácea

La Equinácea. Nombre en Inglés: Echinacea. Nombre científico: Echinacea angustifolia. La equinácea es una hierba perenne nativa de la región del medio oeste de América del Norte. Tiene tallos altos, tiene flores de color púrpura o rosa, y tiene un cono central que es por lo general de color púrpura o marrón. El cono grande es en realidad una cabeza con semilla en forma de espinas agudas que se asemejan a un peine rígido.

El nombre del género procede del griego echino, que significa “espinoso”, debido al disco central espinoso de la cabezuela floral. La equinácea es una de las hierbas más populares en Estados Unidos hoy. Es una planta medicinal nativa americana llamada así por las escalas espinosas en su gran cabeza que la hacen parecer a las de un erizo.

!Suscribete A Nuestro Canal!

Los arqueólogos han encontrado pruebas de que los nativos americanos pueden haber utilizado la equinácea durante más de 400 años para el tratamiento de infecciones y heridas. A lo largo de la historia la gente ha utilizado la equinácea para el tratamiento de la fiebre escarlatina, sífilis, malaria, envenenamiento de la sangre, y la difteria.

Aunque esta hierba fue muy popular durante los siglos 18 y 19, su uso comenzó a declinar en los Estados Unidos después de la introducción de los antibióticos. Los preparados de Equinácea se hicieron cada vez más populares en Alemania a lo largo del siglo 20. De hecho, la mayor parte de la investigación científica sobre la equinácea se ha llevado a cabo en Alemania.

La equinácea contiene varios productos químicos que juegan un papel en los efectos terapéuticos. Estos incluyen polisacáridos, glicoproteínas, alcamidas, aceites volátiles, y flavonoides.

Los productos químicos contenidos en la raíz difieren considerablemente de las de la parte superior de la planta. Por ejemplo, las raíces tienen altas concentraciones de aceites volátiles (compuestos olorosos), mientras que las partes aéreas de la planta tienden a contener más polisacáridosLa combinación de estas sustancias activas es responsables de los efectos beneficiosos de la equinácea.

Tres especies de equinácea son comúnmente utilizados con fines medicinales: Echinacea angustifolia, Echinacea pallida, y Echinacea purpurea. Muchas preparaciones de equinácea que contienen uno, dos, o incluso las tres de estas especies. Diferentes productos utilizan diferentes partes de la planta, por lo que la eficacia de la equinácea puede variar de un producto a otro.

Nombres comunes de la Equinácea: flor púrpura de la pradera y flor cónica de la pradera.

Propiedades de la Equinácea para la salud

Sistema respiratorio

Varios ensayos clínicos han demostrado que las personas que toman la equinácea, tan pronto como se sienten enfermos reducen la gravedad de su resfriado y tienen menos síntomas que los que no toman la hierba. Un estudio de 95 personas con síntomas tempranos de resfriado y la gripe (como la secreción nasal, picazón en la garganta, y fiebre) encontró que aquellos que beben varias tazas de té de equinácea cada día durante 5 días se sintieron mejor antes que aquellos que bebían té sin equinácea.

Y no solamente se encarga de los resfriados sino de otros problemas del sistema respiratorio como: Sinusitis aguda, crup, difteria, inflamación, faringitis estreptocócica, tuberculosis y tos ferina.

Anticancerígeno

El valor medicinal de fitoquímicos contenidos en la equinácea es claramente evidente e indica que estos agentes, así como fitoquímicos aún no descubiertos en otras hierbas, pueden ser herramientas valiosas para combatir tumores.

Alivia el dolor

La historia de la equinácea se inició cuando la Echinacea purpurea fue utilizada por los indios de las Grandes Llanuras de América del Norte como analgésico. Es especialmente eficaz para los siguientes tipos de dolor:

En las entrañas, asociado con dolores de cabeza, asociado con HSV (herpes), asociado con la gonorrea, el sarampión, mordeduras de serpiente, el dolor de garganta, dolor de estómago, amigdalitis y dolor de muelas.

Para el sistema digestivo

Al igual que muchas hierbas, la equinácea es especialmente curativa para el estómago y el tracto gastrointestinal entero. De acuerdo con herboristería médica, por ejemplo, la equinácea se puede utilizar como un laxante suave para proporcionar alivio de la constipación natural y como un agente calmante. 

Antiinflamatorio

Varios factores – incluyendo el estrés, las toxinas en nuestros alimentos y la falta de sueño contribuyen en la inflamación del cuerpo. Afortunadamente, según lo explicado por la Universidad de la Columbia Británica, el consumo regular de equinácea puede invertir con eficacia y aliviar varios tipos de inflamación.

El Instituto Nacional de la Salud informa que incluso puede ayudar con la uveítis o inflamación de los ojos. Es una buena idea para las personas que luchan con enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide consumir regularmente el té de esta hierba.

Problemas de la piel

La equinácea beneficia la piel magníficamente. En un documento preparado por Armando González Stuart, acerca de la seguridad a base de hierbas, describe cómo la equinácea ha sido utilizada por varias tribus de nativos americanos para tratar:

Picaduras de artrópodos, eczema, condiciones inflamatorias de la piel, psoriasis, mordedura de serpiente, infecciones de la piel, otras picaduras, cicatrización de la herida y también se puede utilizar para regenerar la piel.

Tratamiento para infecciones

La equinácea es también un remedio fantástico para una gran cantidad de infecciones. También es conocida para ayudar con: infecciones del torrente sanguíneo, herpes genital, enfermedad de las encías, malaria, sífilis, tifoidea, infecciones del tracto urinario, infecciones del aparato reproductor femenino por levaduras.

Algunos remedios caseros con Equinácea

Para la epididimitis

Verter en una taza de agua que esté hirviendo, una cucharada de equinácea.  Cubrir y dejar refrescar.  Filtrar y beber una taza diaria durante 2 meses.   Este remedio ayuda a fortalecer el sistema inmunológico especialmente si la epididimitis fue debido a factores infecciosos.

Para el resfriado 

Verter media cucharada de equinácea en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar reposar. Agregar una cucharadita de propóleo.  Beber una taza diaria hasta superar el resfriado.

Fortalecer el sistema inmunológico  

Hervir, durante 3 minutos, media cucharada de equinácea pulverizada en una taza de agua. Retirar del fuego, tapar y dejar reposar. Tomar una taza en días alternos (Es decir, un día sí y otro no) por seis semanas.

Recomendaciones

  • No exceder el tratamiento continuo con equinácea más de 8 semanas
  • Algunas personas experimentan reacciones alérgicas tras consumir equinácea, incluyendo erupciones cutáneas, aumento del asma y anafilaxia (reacción alérgica potencialmente mortal).
  • No está aconsejado consumir equinácea en pacientes con enfermedades hepáticas, durante el embarazo o la lactancia.
  • No interactuar con medicamentos corticoides.