Las Hornillas De Las Estufas Quedarán Como Nuevas Tras Una Pasada De Este Tratamiento

Una estufa de gas tiene quemadores que no son fáciles para limpiar. Sin embargo, limpiar el quemador de gas es importante, ya que al obstruirse, puede que no se caliente adecuadamente. Para limpiar el quemador de la estufa después de cada uso, simplemente limpie con un detergente y enjuague con agua tibia. De esta forma, eliminarás toda la suciedad que se haya arrojado sobre la estufa de gas.

Sin embargo, para un funcionamiento óptimo de su quemador de gas, será necesario realizar una limpieza completa con regularidad. A medida que pasan los días, las comidas se suceden, y con ellas la cocina de todo tipo. Las sartenes se han desbordado, las sartenes han proyectado grasa por todas partes … y todo esto termina resistiendo los golpes de las esponjas. Apúntate a nuestro truco barato para limpiar los quemadores de tu estufa de gas.

!Suscribete A Nuestro Canal!

El truco simple y efectivo para eliminar toda la suciedad incrustada en el metal ennegrecido. Para limpiar los quemadores de su estufa, no necesita usar productos costosos de especialidad o cremas corrosivas para fregar. Si cree que los productos químicos son los únicos productos de limpieza potentes que eliminan las manchas difíciles de limpiar. ¡Falso! Las recetas naturales saben muy bien cómo eliminar la suciedad en la estufa.

De hecho, es difícil pasar por alto un polvo blanco que ya conoces para limpiar todo. El bicarbonato de sodio económico, fácil de usar y, por supuesto, sorprendentemente eficiente, ayuda a que su cocina a gas se limpie y quede como nueva. Pero ya no hablaré más, y continúa conmigo para que veas cómo usar el Bicarbonato de Sodio en esta limpieza.

Truco Casero Para dejar La Estufa Como Nueva

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de Bicarbonato de Sodio
  • El zumo de un limón
  • Una esponja suave

Preparación y Modo de Uso:

  • En un recipiente mezcle el zumo del limón con el Bicarbonato de sodio
  • Debe asegurarse que la estufa esté apagada, y retire las piezas sobre las hornillas
  • Con la ayuda de la esponja, esparce la mezcla sobre la superficie de la estufa, también del horno
  • Deje actuar por 15 minutos
  • Para retirarla, use un paño suave y húmedo
  • Si lo prefiere, las demás piezas las puede dejar en bicarbonato y agua, sin el limón
  • Y luego lavarlas con la esponja suave y enjuagar

Ya con esto, la grasa y suciedad se desprende fácilmente, se eliminan olores, queda limpia y desinfectada la estufa.

Si te gustó, no olvides compartirlo con tus amigos, para que cuides tu salud y la de tu familia, y te mantengas sano y saludable con nuestros consejos.