¿Es Cierto Que Las Parejas Felices, Tienden A Engordan?

Frente a un fenómeno tan importante como un aumento significativo en el peso corporal entre las personas casadas en comparación a los solteros, a menudo pensamos que sus maridos engordan ya que gracias a sus esposas que cuidan, empiezan bien y comen con regularidad. Sin embargo, un estudio reciente de científicos de la Universidad de Dallas (EE. UU.) Reveló una razón ligeramente diferente.

En las pruebas, participaron 170 matrimonios jóvenes: la edad promedio de los maridos es de 25 años, la edad promedio de las esposas es de 23 años. Y resultaron ser jóvenes no solo por la edad de sus parejas, sino también por el momento de su existencia: todas las parejas se casaron con vínculos conyugales no más de medio año antes del comienzo del experimento.

Los investigadores estudiaron cuidadosamente la forma de vida en estas familias, la relación entre los cónyuges desde el primer día de su vida en común y su desarrollo, así como los datos sobre el peso de los esposos y las esposas. Y lo más importante: a través de la encuesta, los científicos descubrieron la impresión del matrimonio y de su pareja antes y después de la boda.

Como resultado del procesamiento de los datos, los expertos estadounidenses llegaron a la conclusión de que las personas más felices en un matrimonio, más y más rápido ganan peso. En el corazón de este proceso está la motivación para continuar la relación en la familia. Pero, debe haber algo más atrás, ¿por qué ese comportamiento de ganar peso juntos?

¿Por qué se dice que las parejas felices ganan peso juntos?

Otro estudio en la Universidad de Queensland en Australia, estudió 6.459 mujeres sin hijos, durante 10 años. Algunas ya se habían casado durante el proceso del estudio, y las ya casadas comenzaron a aumentar un promedio de 5 kilos más, con respecto a las mujeres solteras.

Primer argumento

Todas las parejas felices inconscientemente convencidas de que ya son segunda mitad del otro, ya están con la persona conquistada, se puede relajar y descansar en sus laureles. De ahí la actitud algo irresponsable hacia el propio cuerpo y, en última instancia, hacia la salud. Es decir, dejan de hacer esfuerzos por seguir siendo atractivo para la otra persona.

Segundo argumento

Tanto el hombre como la mujer piensa, que debe adoptar actitudes de su pareja, para compaginar en todo, y generalmente, la persona con más costumbres alimenticias insanas, termina llevando a la otra por su camino. Generalmente las mujeres son felices preparando deliciosos platillos para compartir en pareja, sin medir las porciones.

Cuando son solteros, se cuidan mucho de lo que comen uno frente al otro, pues siempre quieren mostrar la mejor versión de ellos mismos. Al casarse, adoptan su forma de comer, y el que come más lleva al otro a su mundo. Como quieren hacer actividades juntos el comer se convierte en una de ellas. Y esa comida es alta en grasa y azúcares.

Tercer argumento

Cuando la pareja es feliz, quieren hacer actividades juntos, pero muchas de esas actividades los lleva a una vid más sedentaria. Y si la pareja lleva poco tiempo de casada, prefieren quedarse en cama viendo películas, o la serie favorita. Y esto es acompañado de unas frituras o comida chatarra que han pedido a domicilio. Y la vida de deporte, se hace a un lado.

Cuarto argumento

De acuerdo con el personal de la Universidad de Dallas, la mayoría de los miembros de las parejas infelices tienen la sensación de un posible divorcio cercano, y por lo tanto, tanto hombres como mujeres creen que deben pensar en el posible establecimiento de nuevas relaciones. En tales condiciones, la esbeltez del cuerpo, como no es difícil de adivinar, es de gran importancia.

Quinto Argumento

La posible causa de aumento de peso en las mujeres casadas puede ser tomar medicamentos anticonceptivos. Especialmente a menudo esto sucede en los primeros 2 a 4 meses del inicio de la relación estable.

Pero la razón principal – “tormentas” hormonales del período de embarazo-parto-alimentación. Debe recordar que estos kilogramos no son permanentes y desaparecerán solos durante el año, si les pones la dedicación adecuada con alimentación saludable y ejercicio.

¿Qué se debe hacer para no engordar en pareja?

  • Primero, recuerda que felicidad no debe ser sinónimo de engordar en pareja.
  • Las mujeres deben recordar que de la tarea en casa no adelgaza, sino que, por el contrario, agregan peso, como cualquier otra carga estática. Así que las palabras “Estoy corriendo por la casa como una ardilla en una rueda” solo dicen una cosa: no sabes cómo organizar tu día.
  • Por supuesto, no podemos rechazar una cena conjunta, debemos organizar una cena de una manera diferente. Debe ser baja en calorías (para uno o ambos miembros de la familia) – déjala ser servida maravillosamente en ensaladas de vegetales, kéfir, té, fruta.
  • Compren un boleto familiar para la actividad física: las actividades conjuntas no solo mejorarán la figura, sino que también servirán para fortalecer las relaciones. Se pueden inscribir a un gimnasio, o hacer caminatas en un parque, salir de excursión, por ejemplo.

Debes tener en cuenta que el sobrepeso te va a traer problemas de salud más adelante, así que, puedes ser felíz con tu pareja, y ambos tener una figura y una salud envidiables.

Si te gustó, déjame un comentario, y comparte esta valiosa información con tus amigos y familiares en tus redes sociales. Recuerda que pronto publicaré más consejos saludables.