Elimina Los Parásitos Intestinales Con Semillas De Papaya

No solo la pulpa, la piel y las hojas de la papaya tienen importantes beneficios para la salud: las semillas de esta fruta exótica no son menos útiles. Estas semillas son un tratamiento natural de los parásitos intestinales. Si sufres de noches de insomnio y fuertes dolores abdominales causados ​​por parásitos intestinales, una mezcla de semillas de papaya y otro ingrediente son infalibles.

Según un estudio de 2007, las semillas de esta fruta contienen componentes antiinflamatorios y antimicrobianos que destruyen eficazmente las lombrices intestinales. La amebiasis entamoeba histolytica microbiana se manifiesta por dolor abdominal intenso y diarrea. Las semillas de papaya, se usa ampliamente para tratar una variedad de enfermedades infecciosas y no transmisibles.

También es un poderoso agente antimicrobiano, inhibe el crecimiento de bacterias como Escherichia coli, Staphylococcus aureus, Salmonella typhi ai Pseudomonas aeruginosa. En 2014, los científicos demostraron que las semillas de papaya ricas en flavonoides tiene un efecto quimioprotector contra el cáncer. Esto se debe a la presencia de componentes antiinflamatorios y antioxidantes.

Aunque los componentes activos responsables del efecto inmunomodulador de las semillas de papaya no se conocen con precisión, su efecto sobre la inmunidad ha sido comprobado y las propiedades antiinflamatorias de este producto están bien estudiadas. Las semillas de papaya protegen contra algunas infecciones comunes.

Remedio Casero Con Semillas de Papaya Para Eliminar Parásitos Intestinales

Primera Receta Casera

  • Cada mañana, antes del desayuno, prepárate un batido de papaya fresca y 40 semillas de papaya
  • Batir durante 2 minutos para obtener una textura uniforme
  • Bébelo al menos media hora antes del desayuno

Segunda Receta Casera

  • Secar las semillas, molerlas hasta que se hagan polvo
  • Mezclar con miel pura
  • Bebe una cucharada de este remedio tres veces al día, media hora antes de cada comida, con un vaso de agua y medio jugo de limón

Toma cualquiera de las dos recetas por al menos un mes. Si no notas cambios positivos, continúa hasta que te sientas mejor.

Si te gustó, déjame un comentario, y comparte esta valiosa información con tus amigos y familiares en tus redes sociales. Recuerda que pronto publicaré más consejos saludables.