Destapa Tus Oídos En Segundos Con Este Remedio Casero

Tal vez no sea necesario recordarle que todos deben cuidarse a sí mismos e implementar la higiene dental y todo lo demás. Esto también se aplica a la higiene del oído, en particular la eliminación del cerumen de ellos. El cerumen en los oídos puede causar problemas de audición. Para escuchar perfectamente en ambos oídos y no sufrir dolores de cabeza, debes limpiarlos sistemáticamente.

Antes de comenzar a implementar algunos de los remedios caseros que te diremos a continuación, recomendamos que te familiarices con las razones que contribuyen a su apariencia: 1 – viscosidad de cerumen, 2 – la presencia de polvo de harina o cera en el canal auditivo como causa de cerumen en los oídos y 3 – canal auditivo estrecho y sinuoso

Si tienes motivos para creer que hay una cantidad excesiva de cerumen en los oídos, que con el tiempo puede provocar un tapón, debes consultar a un médico y explicarle el motivo de tu preocupación. Si no puedes visitar a un médico, también puedes hacerle frente a este problema en casa con la ayuda de algunos materiales sencillos que seguramente ya tienes en la alacena.

Lo principal es no demorar, sino tomar medidas oportunas para el tratamiento del cerumen en los oídos. De lo contrario, puede haber complicaciones como las siguientes: congestión del oído, deterioro de la audición tinnitus y mareos. Al realizar alguno de los procedimiento que te describiré a continuación, debes ser extremadamente cuidadoso y tener cuidado de no dañar el tímpano. 

Remedios Caseros Para Destapar Los Oídos

Remedio Casero #1

  • Con la ayuda de una bolita de algodón
  • Impregnada con aceite para bebés
  • Inclina la cabeza dejando hacia arriba el oído afectado
  • Pon de dos a 3 gotas dentro del canal auditivo y quédate así de uno a 2 minutos para que el aceite penetre
  • Pon una bola de algodón tapando el oído para evitar que el aceite se salga
  • Luego inclina la cabeza hacia el otro lado para que drene el exceso de aceite y retire el algodón
  • Esto se hace una vez al día

Remedio Casero #2

  • Tibia media taza de agua filtrada
  • Añade una cucharadita de sal marina y mezcla
  • Ten en cuenta que la sal quede disuelta por completo
  • Toma un frasco gotero y pon la mezcla
  • O empapa una bolita de algodón con la misma
  • Inclina la cabeza dejando hacia arriba el oído afectado
  • Pon de dos a 3 gotas dentro del canal auditivo y quédate así de uno a 2 minutos para que la mezcla penetre
  • Luego inclina la cabeza hacia el otro lado para que drene el exceso de solución
  • Esto se hace una vez al día

Remedio Casero #3

  • Pon en un recipiente una cucharada de vinagre blanco
  • Y mezcla con una cucharada de alcohol que se consigue en las farmacias
  • Inclina la cabeza dejando hacia arriba el oído afectado
  • Pon de dos a 3 gotas dentro del canal auditivo y quédate así de uno a 2 minutos para que la mezcla penetre
  • Luego inclina la cabeza hacia el otro lado para que drene el exceso de solución
  • Esto se hace una vez al día

Remedio Casero #4

  • Mezcla una cucharada de peróxido de hidrógeno (máximo al 3%)
  • Junto con una cucharada de agua filtrada
  • Inclina la cabeza dejando hacia arriba el oído afectado
  • Pon de dos a 3 gotas dentro del canal auditivo y quédate así de uno a 2 minutos para que la mezcla penetre
  • Luego inclina la cabeza hacia el otro lado para que drene el exceso de solución
  • Esto se hace una vez al día

Remedio Casero #5

  • Con la ayuda de una bolita de algodón
  • Imprégnala con aceite de oliva
  • Agrega 2 a 3 gotas en el oído afectado y tápalo con otra bolita de algodón para evitar que se salga
  • Has esto por la noche y deja el oído así hasta la mañana siguiente
  • Repite el mismo procedimiento por 3 a 4 días

No tienes que hacer todos los remedios caseros descritos a continuación, utiliza el que mejor se acomode a tus necesidades, pero se comenta que el más efectivo es el del Aceite de Oliva.

Si te gustó, déjame un comentario, y comparte esta valiosa información con tus amigos y familiares en tus redes sociales. Recuerda que pronto publicaré más consejos saludables.