4 Recetas Caseras Para Limpiar El Hígado De Las Toxinas E Impurezas Y Perder Peso

En la vida moderna, nuestro cuerpo y cada órgano individualmente experimentar una carga pesada. Cada minuto que tienen que trabajar duro para hacer frente a todos los alimentos, medicamentos y venenos ingeridos. Primero y ante todo en la forma de todas las toxinas, uno de los primeros en verse afectado es el hígado. Sobre el descansa la mayor responsabilidad de su neutralización y la eliminación.  

Es por eso que es tan importante escuchar a las primeras “campanas” procedentes de este órgano, en virtud de su formación de escoria (intoxicación). Unas pocas palabras hay que decir acerca de los signos de empeoramiento de la función hepática. Brevemente su función puede ser descrita como la transformación de las toxinas (modificación), su unión o neutralización y la eliminación. 

Muy menudo, una carga excesiva en este órgano es creada por cosas como: productos nocivos; la mala alimentación; medicamentos; alcohol; la nicotina; medicamentos; peligros químicos ocupacionales (producción intoxicación crónica). Todo esto reduce las enzimas implicadas en la inactivación (desactivación) de los compuestos nocivos e inhibe su eliminación del cuerpo. 

El resultado de estos cambios es una violación de los procesos bioquímicos de la unión de xenobióticos (toxinas), el engrosamiento y el estancamiento de la bilis en los conductos y la vesícula biliar. Las principales indicaciones para la limpieza del hígado de las toxinas es: engrosamiento y el estancamiento de la bilis en los conductos; un incremento en la vesícula biliar; desaceleración de la evacuación de la bilis; alteración de la digestión.

Una consecuencia de esta condición puede ser: distensión abdominal; la frustración de una silla; insomnio; irritabilidad; dolores de cabeza; dermatitis y manifestaciones cutáneas de la intoxicación. Definitivamente no pueden desintoxicar el hígado: las mujeres embarazadas y lactantes; pacientes con enfermedades inflamatorias agudas; en oncología; en las enfermedades crónicas graves (por ejemplo, diabetes, cálculos biliares).

Con cualquier método de purificación es necesario llevar a cabo un examen preliminar. Este último le ayudará a evitar algunas de las complicaciones peligrosas que se presentan en el fondo de la desintoxicación. Asegúrese de investigar, llevando a cabo los análisis de sangre y análisis de orina, ecografía del abdomen para detectar cálculos en la vesícula biliar. Con base en los resultados se puede escoger el método de purificación el hígado. Entonces, ¿cómo va a limpiar el hígado de las toxinas e impurezas?

 Las Mejores 4 Recetas Para Limpiar El Hígado Y Bajar De Peso

Té de manzanilla

La manzanilla no sólo es buena por su efecto calmante y en la lucha contra el insomnio. entre sus muchos usos también se cuenta que es muy bueno en los trastornos digestivos como:

  • gastroenteritis,
  • Gastritis. En caso de que no sepa, la gastritis es una inflamación del estómago.
  • Las úlceras gástricas y duodenales (además de el tratamiento principal)
  • La diarrea
  • espasmos digestivos, como distensión abdominal, flatulencia.
  • trastornos digestivos (dispepsia):
  • estómago perezoso,
  • distensión abdominal,
  • indigestión
  • toxicidad del hígado

Lo que debe hacer es lo siguiente:

Hierva un vaso de agua y añada una cucharada de flores de manzanilla, tape y deje reposar por 10 minutos… luego cuele y tome inmediatamente. Haga esto por 2 semanas.

Agua tibia con limón

El limón es también un tónico de limpieza para el hígado y la vesícula biliar. Muy bueno también añadir dos gotas de aceite esencial de limón en un vaso de jugo de limón para duplicar los efectos hepáticos. Esta fruta es también un antioxidante con propiedades anti-envejecimiento. Y el agua da sensación de saciedad y ayuda a desintoxicar.

Lo que debe hacer es lo siguiente:

Hierva una taza de agua y luego exprima un limón y agregue el zumo, tápela por 10 minutos y déjela reposar. Beba esto 30 minutos antes de dormir.

Jengibre con Limón

Podría estimular la secreción de bilis y la actividad de diferentes enzimas digestivas, lo que resulta en la digestión de alimentos más rápida. Por lo tanto esto ayuda a mejorar la salud del hígado.

Lo que debe hacer es lo siguiente:

Hierva un vaso de agua y luego agregue el zumo de medio limón y 1 cm de jengibre rallado, tape esto por 10 minutos y luego cuélelo. Tome este té 3 veces a la semana.

Infusión de Menta

La infusión de menta es un digestivo perfecto, estimula el hígado y regula la digestión actuando favorablemente en los casos de intoxicación alimentaria, colitis espástica, náuseas, intestino doloroso, cólico, hinchazón o gas intestinal,

Lo que debe hacer es lo siguiente:

Hierva un vaso de agua y luego añada 2 cucharadas de hojas de menta, tápelo por 5 minutos y bébalo cuando todavía está caliente. Tome esto todas las noches.