Remedios Caseros Para Curar El Eccema En La Piel

El eccema es una enfermedad que causa inflamación, escamas y enrojecimiento en la piel de las personas que la padecen, esta afección de la piel tiende a pasar a una enfermedad crónica cuando no es tratada debidamente por un profesional de la salud.

Esta afección de la piel produce ardor, tensión y mucha comezón en la parte afectada del cuerpo, el eccema produce vesículas que en unos días se rompe y de ella sale un líquido color amarillento, luego de que estas vesículas desaparecen queden unas escamas delgadas que dejan la piel lisa y roja, lo que provoca que la piel quede en un estado muy sensitivo.

Existen varios remedios caseros para tratar esta enfermedad de una forma natural en casa, siempre y cuando se halla consultado con un profesional de la salud primero. A continuación les dejo algunos remedios para curar el eccema en la piel.

Los remedios caseros mostrados a continuacion son aplicables para todos tipos de eccema ya sea: «Eccema dishidrótico, eccema numular, eccema atopico, eccema seborreico, etc…».

Suelda Consuelda

Raiz De Suelda Consuelda Planta

Las raíces de la planta suelda con suelta son bastante útiles a la hora de tratar en eccema en la piel, para este remedio casero vamos a utilizar las raíces fresca, la ponemos a hervir y luego la aplicamos de forma localmente en la parte afectada.

Avena

Granos De Avena Enteros

La avena es excelente para tratar en eccema en la piel, para este remedio se usan los granos de avena triturados o entero, luego lo vamos a emplear para hacer una cataplasma que vamos a colocar en la zona afectada por unos 30 minutos por lo menos 2 veces al día.

Azul De Mata

Azul De Mata Planta medicinal

La planta medicinal azul de mata tiene maravillosas propiedades medicinales para tratar el eccema, el cocimiento de las hojas de esta planta se aplica localmente en la zona afectada, también se puede usar las hojas frotándola directamente en la piel.

Sabila

Cristal De Sabila Verde

El aloe vera es conocido por sus propiedades para restaurar e hidratar la piel, el extracto gelatinoso de las pencas de sabila se usa para aplicarlo localmente en la zona afectada con eccema, solo se debe usar el cristal transparente de esta planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *